Medio rural y territorio

Desde las costas y mares a las cumbres de las montañas, los ríos o los bosques, ningún ecosistema del planeta se ha librado de sufrir la acción del ser humano en forma de destrucción, alteración o grave transformación. El crecimiento en muchas ocasiones mal planificado y no correctamente evaluado ha influido, entre otras actuaciones antropogénicas, en la pérdida continua de los tres componentes principales de la biodiversidad: genes, especies y ecosistemas. Todo ello pese a que sabemos que dependemos del buen estado y funcionamiento de los ecosistemas para obtener alimentos y agua dulce, para disfrutar de buena salud y de espacios de esparcimiento y para estar protegidos frente a las catástrofes naturales. Así mismo, la pérdida de los ecosistemas y las especies también nos afecta cultural y espiritualmente.

Caracol

Con nuestro trabajo, desde Salvia queremos contribuir al reto colectivo de preservar la biodiversidad. Para ello, queremos promover el conocimiento de la situación de diferentes ecosistemas y señalar sus principales amenazas; queremos plantear modelos de desarrollo sostenibles que generen empleo estable y de calidad y al tiempo sean compatibles con la conservación del medio rural, forestal y litoral. Igualmente queremos proponer alternativas de crecimiento basadas en la participación de la sociedad y promover el conocimiento y el respeto por el medio ambiente.

Ante la grave situación social y ambiental en la que se encuentran muchas zonas del medio rural, Salvia defiende una agricultura, una ganadería y una selvicultura social y ambientalmente sostenibles, que prioricen el empleo de insumos locales libres de sustancias tóxicas y de OMG (organismos modificados genéticamente), que se basen en los criterios que definen la soberanía alimentaria, que no estén controladas por los grandes poderes corporativos y que, en lugar de agravar el cambio climático, ayuden a mitigarlo. Estos sectores deben servir para alimentarnos de forma sana y natural con productos de calidad y desde el respeto a la tierra. En Salvia apostamos porque los consumidores conquistemos nuestro papel de sujetos activos con derecho a elegir a través de una información completa, veraz e independiente que contribuya a que vivamos de manera sana, plena y libre.

Conscientes además del importante papel de los sectores agrarios (incluyendo la silvicultura y el aprovechamiento forestal) en la producción de alimentos y en la custodia y gestión del territorio, desde Salvia reivindicamos el importante papel que juegan agricultores, ganaderos y silvicultores. Nos proponemos ayudar a diseñar e integrar políticas y estrategias que fomenten prácticas ecológicas que beneficien a la población y al medio rural tanto en términos de rentabilidad como de calidad de vida, generando oportunidades laborales y evitando el abandono de este medio tan importante desde el punto de vista económico, social y cultural para la sociedad.

La seguridad y la soberanía alimentarias, así como la gestión sostenible de los recursos naturales, constituyen grandes retos para la sociedad. Desde Salvia podemos unirnos a los esfuerzos para alcanzar estos objetivos.